ūüĆĆ Todo es ENERG√ćA. Todo es VIBRACI√ďN ūüĆĆ

Share

Concibo la realidad desde la perspectiva de que todo es Energía. Todo es Vibración.

A simple vista, se cree que todo lo que existe es materia.

Pero no. Más allá de lo físico se esconde la Energía.

Todo en el universo tiene una vibración molecular, nada está en reposo.

Todo se mueve, vibra y circula en distintas ‚Äúfrecuencias‚ÄĚ que se comunican entre s√≠.

Incluídos nosotros, los seres humanos.

Somos energía. Vibramos. Emitimos una frecuencia.

[Y  no solo vibramos a un nivel f√≠sico, porque no s√≥lo somos un cuerpo f√≠sico.. sino varios cuerpos o dimensiones‚Ķ pero ese es otro tema..]

Volviendo al cuerpo f√≠sico,  ¬ŅC√≥mo es eso de que somos energ√≠a y vibramos?

Nuestros cuerpos f√≠sicos est√°n compuestos por c√©lulas, estas a su vez por mol√©culas, integradas a su vez por innumerables partes de infinita peque√Īez, los √°tomos. Nuestros cuerpos biol√≥gicos son la uni√≥n e interrelaci√≥n de √°tomos.

¬ŅQu√© hay adentro del √°tomo?

Aparenta estar vacío, pero…

‚ÄúEl vac√≠o‚ÄĚ est√° realmente lleno! E impregnado de campos de energ√≠a.

El átomo es Energía! Invisible al ojo humano..

Energ√≠a en constante movimiento.. emitiendo una frecuencia vibratoria. 

La Energía se mueve y propaga a través de ondas u oscilaciones, lo que llamamos Vibración.

Y seg√ļn la cantidad de veces por segundo que vibra (oscila: sube y baja), sabemos que emite determinada Frecuencia. [Lo cual se mide enHertz ].

Esto quiere decir que cuanto mayor es la frecuencia, más rápido vibra la onda; más energía se produce y más vivos nos encontramos. Mientras que si esta frecuencia es menor, sucede todo lo contrario.

Todo en el universo vibra constantemente. Y eso nos incluye, cada uno tiene su frecuencia vibratoria. Tus órganos, por ejemplo, tienen una frecuencia vibratoria y cuando esta se reduce es capaz de comprometer incluso el sistema inmunológico.

Cuando los niveles de esta frecuencia energ√©tica se encuentran bajos, es normal ver como aparecen malestares f√≠sicos o emocionales y nuestra percepci√≥n de todo el universo que nos rodea se vuelve limitada. Esto se puede ver en personas paralizadas por miedo, culpa, tristeza, verg√ľenza, agobio, angustia, cr√≠tica, preocupaci√≥n, odio, resentimiento, incertidumbre, estr√©s..

Cuando nuestros niveles energ√©ticos se encuentran m√°s altos, el amor, la creatividad y la satisfacci√≥n invaden nuestras vidas. Hay muchos ejemplo de actos en los que vibramos en niveles altos, algunos de ellos son: Generosidad, Agradecimiento,  Compasi√≥n, Amor hacia todos los seres,  Amor incondicional y universal.

Los pensamientos crean emociones, y las emociones son energ√≠a en movimiento.  Este movimiento genera una vibraci√≥n que manda una informaci√≥n en se√Īales el√©ctricas, que enviamos, incluso a distancia. Somos una gran antena que emite y recibe constantemente vibraciones electromagn√©ticas.

Hay muchas cosas que podemos hacer para elevar nuestra frecuencia vibratoria y mantenerla constante.

En internet hay muchos consejos desde la alimentación consciente hasta recursos como los aceites esenciales de nuestros hermanos los árboles y las plantas.

La felicidad es un campo vibratorio, tal como la tristeza, la amargura lo son.. Tenemos la libertad de elegir con qué conectarnos. Por eso es importante rodearnos de personas cuya frecuencia inspire, nutra, alegre y motive a imitar.

El Universo no nos da lo que queremos, sino lo que somos.. ¬°lo que vibramos!.

ūüíéūü§ćūüíé

Estas palabras son un granito de arena en nuestro camino de regreso. Toma lo que te resuena, sigue la br√ļjula de tu Coraz√≥n!

En Amor y Unidad

Cecilia Harrison

#todoesenergia #energia #vibracion #frecuencia #resonancia #magnetismo #ceciliaharrison

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *